filosofia de socrates
 
filosofia de socrates
Mis aficiones
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
filosofia de socrates

Imagen
 
socrates
politica
Plantea el dominio de sí como base de la moral, para conformar hombres de bien.
Lo que a Sócrates le interesa como maestro son los problemas éticos; las cuestiones físicas no son objeto de su investigación. Trata de establecer, en los asuntos morales, la esencia universal y permanente, pensando que no es posible poseer ciencia de lo mudable, sino sólo opinión engañosa. Por eso, con la inducción trata de obtener de los ejemplos particulares el concepto universal, en el cual se hallen comprendidos todos los casos particulares. Este concepto universal se expresa por medio de la definición. Sólo elevándonos desde lo particular (objeto de la sensibilidad) al concepto universal (objeto de la razón) es posible el verdadero diálogo, la verdadera ciencia.
Creó la mayeutica, consistente en llegar a la verdad partiendo del conocimiento que ya se posee de alli su frase Yo solo sé que no se nada, también la frase Conócete a ti mismo como fundamento de su ética y en cuanto a la parte metafísica creo la Psyque o el Alma como le conocemos en la actualidad, la cual es el verdadero yo, que trasciende al cuerpo Soma. Este concepto el la base del cristianismo de occidente, no así del judaísmo para lo cual el alma era el aire que respiramos, es decir que solo hay cuerpo y cuando se deja de respirar se muere. Para Socrates la Psyque o Alma no muere, al menos así lo interpretó Platón y los cristianos tanto católicos como protestantes o evangélicos en todas sus denominaciones de la actualidad.
En cuanto a la política, no la estudió, solo criticó a la democrasia y de hecho fue condenado a muerte en una votación dividida dentro de un gobierno democrático.
Ahora bien, por que Socrates criticaba el sistema democrático, obviamente es un sistema en el que hay muchos ignorantes que tienen derecho a votar, lo cual obviamente produce errores. Los políticos son seres que poseen la habilidad innata de convencer a las masas a veces con argumentos falsos, con promesas muchas veces imposibles de cumplir, evidenciando aparentes debilidades en la vida personal de sus contrincantes, como por ejemplo el hecho de que una persona sea divorciada, no implica que no sea buena para administrar los recursos y menos aun que no sea honrada. Para Socrates los militares no debían ni votar ni optar a cargos públicos aun cuando estuvieran de baja. En la actualidad esta idea se adopta en el sistema democrático pero los militares de baja si pueden votar y optar a cargos publicos. Para Socrates los cargos publicos debían ser ocupados por personas cultas, así mismo para votar se requería de una determinada preparación académica, lo mismo que para hacer las leyes.
El pensamiento Socrático se plasma de manera formal en la República de Platón, recalco que Socrates solamente dió sus opiniones respecto del sistema democrático, lo que le costó la vida. Platón fue quien realmente desarrolló la ciencia política entre sus estudios filosóficos.
https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20111011105025AA4Fdlc

Sócrates

Pero, si fue admirable empresa de unos griegos iniciar el camino de explicar el mundo con la razón sola rodeados como estaban de una cultura que explicaba todo con dioses, es también empresa admirable que otros griegos iniciasen la búsqueda de la verdad ética y de la verdad política en la Atenas de los sofistas. El primero en hacerlo fue Sócrates y le costó la vida. Sócrates Nacido por el año 470 A. C., unos ocho años antes de que el filósofo Anaxágoras llegase a Atenas. Su vida fue filosofar y enseñar. Pero no le interesaron las preguntas sobre la physis que habían interesado primordialmente a Anaxágoras y a los filósofos anteriores porque su preocupación era la conducta degradada de sus conciudadanos; en consecuencia, enfocó su curiosidad intelectual en el ser humano y en su capacidad de conocer la verdad. Contemporáneo de los sofistas, muchos creyeron que era un sofista más, pero era exactamente lo contrario. Nunca intervino en la política. No pronunciaba discursos. No escribió nada. Según él, nunca fue maestro de nadie. Simplemente se dedicaba a conversar con quien quería conversar con él; creía que la sabiduría se adquiere en el intercambio vivo de la conversación, haciéndose preguntas y buscando juntos respuestas. Así y sólo así enseñó a pensar, a buscar la verdad y a saber que es posible alcanzarla. A diferencia de los sofistas, no cobraba por sus enseñanzas. "Esta labor fue para la inteligencia humana de una importancia tan considerable, que uno no se extraña al ver a Sócrates dedicarse a ella como cumpliendo un mandato recibido del cielo. Se echaba de ver en él, no solamente un alto poder de contemplación filosófica (Aulo Gelio y Platón cuentan de él que a veces pasaba días y noches inmóvil absorto en la meditación), sino también, como él mismo lo decía, algo de ‘demoníaco’ o de inspirado, un fervor alado, un vigor libre y mesurado, y aun quizás a veces, un instinto interior y superior que parecen revelar una cierta asistencia extraoardinaria…"(Jacques Maritain, Introducción a la Filosofía, Buenos Aires: Club de Lectores, p. 51).
La areté es conocimiento

Como los sofistas, hablaba sobre la areté, pero mientras los sofistas decían que no podemos conocer nada Sócrates enseñaba que la areté era conocimiento, e incluso tenía que ver un tipo de conocimientos que todos/as poseemos ya siempre, aunque quizás lo hemos olvidado. Si el zapatero quería ser buen zapatero (tener la areté del zapatero) debía conocer primero qué es un zapato, para qué se usa, cuál es su fin, el propósito que tiene el hombre cuando lo usa; conocido esto, hay que pensar qué forma debe tener el zapato y de qué materiales debe estar hecho; conocido esto, hay que pensar cuál es el mejor método de fabricarlo, qué habilidades hay que desarrollar para hacerlo bien. Cuando se tienen todos estos conocimientos y se han conseguido las habilidades requeridas, se tiene la areté del zapatero. Hoy decimos que tal persona "entiende de zapatería" o "entiende de electricidad" y lo que está en nuestras mentes es lo que estaba en la de Sócrates cuando enseñaba que la areté era conocimiento.
Con el ejemplo de los oficios útiles y cotidianos (en el diálogo Gorgias de Platón se dice que Sócrates "siempre está hablando de zapateros, bataneros, cocineros y médicos") enseñaba que la areté de cualquier actividad o posición comienza por conocer su fin, su propósito.
Ahora bien, si se trata de la areté de todo hombre –de la que pretendían ser maestros los sofistas– Sócrates insistía que había que comenzar por el conocimiento del fin o propósito del hombre –no como general o político o panadero– sino simplemente como hombre, e invitaba a los que conversaban con él a pensar juntos cuál es el objeto del ser humano.
Sócrates no contestó él mismo a esa pregunta, pero su gran mérito estriba en haber hecho que los hombres se la hicieran y en motivarlos a tratar de responderla en la creencia de que era posible darle respuesta. Platón no sólo escribió las enseñanzas de su maestro sino las hizo avanzar por cuenta propia.
Tan convencido estaba Sócrates de que la areté era conocimiento que le parecía evidente que si los hombres llegaban a entender qué era el bien o lo justo escogerían el bien y lo justo. Esto es lo que se conoce como intelectualismo moral. Nadie escogería conscientemente el mal. Los que escogen el mal lo hacen por ignorancia. Si un panadero hace mal pan es porque no sabe hacer pan y no porque quiere hacer mal pan.
El método para alcanzar la verdad

A Sócrates le preocupaba la ligereza con que se usaban las palabras en la vida normal, en especial las palabras que pretendían expresar nociones éticas, como justicia, templanza, valor, etc. Cada quien parecía usarlas en un sentido diferente produciendo una grave confusión intelectual y moral. ¿Cómo dar con el sentido verdadero de sabiduría, de justicia, de bondad?
El primer paso era reconocer la propia ignorancia. Repetía en sus conversaciones que no sabía nada, pero que era más sabio que los demás porque estaba consciente de su ignorancia mientras los otros creían saber. Quien cree saber no se esfuerza en buscar la verdad. El primer paso hacia la verdad es barrer de la mente los prejuicios, las ideas incompletas, los errores que generalmente llenan las cabezas de la gente y no dan lugar a la verdad. Hecha la limpieza, el camino queda abierto.
¿Cómo se avanza ahora? De lo particular a lo universal. Si se está hablando de justicia y se quiere saber qué es justicia, la primera etapa de la averiguación consiste en recoger ejemplos de casos particulares en los que los presentes concuerdan en afirmar que allí se obró con justicia. La segunda etapa es examinar estos casos particulares, compararlos entre sí, ver sus diferencias, ver sus cosas comunes, hasta ir dando con la cualidad –común a todos– que nos hace afirmar que en cada uno de esos casos hubo justicia. Esa cualidad común es la esencia de la justicia, su definición. Ha sido abstraída de los casos particulares por la mente humana y gracias a un poder que sólo la mente humana posee.
En los Diálogos de Platón tenemos abundantes ejemplos de cómo Sócrates se valía de este método para ir dando con la esencia de otras virtudes.
Aristóteles afirma en su Metafísica: "Dos cosas hay que atribuir con justicia a Sócrates: el argumento inductivo y la definición general." La palabra griega "inducir" dice "guiar hacia". El pensamiento inductivo guía a la mente de los casos particulares a la definición común.
Así, buscando la verdad moral y siendo exigente con sus procedimientos, Sócrates inicia la filosofía del conocimiento: el objeto del filosofar es también el saber mismo. Tratar de asegurar que se está dando con la verdad.

http://www.filosofia.net/materiales/sofiafilia/hf/soff_7.html

conocimiento
Sócrates era el eterno enamorado de la verdad, del saber y de la virtud. Razonaba sobre las cosas humanas, la virtud, la piedad, la impiedad, lo bello, lo feo, lo justo y lo injusto, la sabiduría y la ignorancia, la poesía, la música, el arte, la locura, la valentía, el mal, el bien, el Estado, la esclavitud, la libertad y el hombre de Estado, etc. para concluir que el hombre libre es aquél que posee esos conocimientos y que el hombre esclavo era aquél que carecía del conocimiento.

En el campo de la gnoseología, se dedicó de por vida a la búsqueda del verdadero conocimiento, de la esencia de las cosas (el qué cosa es) como principio fundamental de sus razonamientos cotidianos.

Combatió el relativismo y el escepticismo de los sofistas; defendió la posibilidad de un conocimiento genuino, pero al mismo tiempo profesó un singular escepticismo que lo tradujo en el aforismo “Sólo sé que no sé nada”, tratando de refutar tácitamente la pretendida sabiduría que pregonaban sus opositores, los sofistas. Y al afirmar que no sabía nada estaba reconociendo que le faltaba saber o conocer muchísimo más y con ello estaba reconociendo implícitamente los límites del saber humano.

En su Introducción a la Filosofìa Jean Wahl explica que “Sócrates sólo fue escéptico en el sentido de que buscaba la verdad. Tal es el sentido que debemos atribuir a la frase “sólo sé que no sé nada”. No obstante, hubo probablemente en Sócrates y, en menor medida, en Platón, como ha mostrado P. E. More, un ingrediente de escepticismo en el sentido ordinario de la palabra, que apareció más claramente en los filósofos de la Academia Nueva…”

Trató de eliminar el saber sólo aparente y de encontrar por sí mismo la verdad, el concepto en sí. Creía en la existencia de verdades absolutas que el hombre puede conocer racionalmente. Era un convencido que el auténtico conocimiento surge a través del diálogo, de preguntas y respuestas, del cuestionamiento sistemático, de las actitudes críticas del saber.

El filósofo sentía mucha obsesión por la sentencia del oráculo de Delfos que decía “Conócete a ti mismo”; es decir, analízate, examínate, pregúntate, acude a tu vida interna en busca de la explicación de tu propio ser, de la verdad, del bien, de la virtud, del saber y de la cultura.

Según Leisegang (Introducción a la filosofía) “Esta sentencia se consideraba en la Antigüedad como la primera tarea que el filósofo debía proponerse”.

El conocimiento auténtico no era para Sócrates el saber teórico o puro, sino el saber práctico (la techne), el saber útil para el hombre.

Sócrates consideraba la sabiduría humana en su sentido relativo, en tanto y en cuanto el hombre tiene que ir paulatinamente descubriéndola a medida que avance en su permanente búsqueda hasta encontrarla e ir acumulando cada vez mayor número de conocimiento.

“La sabiduría -explica Sócrates- es la única moneda de buena ley, y por ella es preciso cambiar todas las demás cosas. Con ella se compra todo y se tiene todo: fortaleza, templanza, justicia; en una palabra, la virtud no es verdadera sino con la sabiduría, independientemente de los placeres, de las tristezas, de los temores y de todas las demás pasiones. Mientras que, sin la sabiduría, todas las demás virtudes, que resultan de la transacción de unas pasiones con otras, no son más que sombras de virtud; virtud esclava del vicio, que nada tiene de verdadero ni de sano…” (Platón, “Fedón”).

Se interesó muchísimo porque el ciudadano supiese lo que es en particular, que descubriese su virtud y la realizase, que llegara a conocerse a sí mismo para luego conocer a los demás.
http://eudoroterrones.blogspot.com/2009/03/socrates-y-la-teoria-del-conocimiento.html

Dios

Se puede decir que si y que no. Socrates creia en un dios o dioses, de forma vaga aveces, pero nunca como la creencia en la forma Judeo-Cristiana donde un Solo Dios esta sobre toda las cosas. Para los Griegos, el Universo existia bajo dioses o fuerzas que competian por control. Asi pues habian dioses buenos, malos, dioses de las aguas, dioses de las estaciones de año, etc.
Se puede concluir entonces que Socrates si creia en ciertos dioses, pero que tambien estos dioses estabaan sujetos al destino o a fuerzas del Universo.
Recordemos que Socrates nos dice que "el Bien" no puede estar basado en los estatutos de los dioses porque estos mueren y cambian de idea. Osea que este mundo donde habitan las leyes ultimas del Bien esta mas alla de los dioses mismos----esto parece Budismo, ¿no?

En cuanto al alma, aca si hay mas informacion concreta para concluir quesi creia que hay una parte del ser humano que sobrevive a la muerte fisica.
Donde se va esta alma despues de la muerte del cuerpo? el no dice mucho sobre esto solo dice que se ira a un mundo de paz y tranquilidad a filosofar por la eternidad.

https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090328151941AAdJmUB

HOMBRE

Según pensadores como Sócrates, Platón y Aristóteles. Un rasgo muy humano es la satisfacción de las necesidades a través del trabajo; en el ejercicio de éste se desarrollan diversas técnicas y herramientas cuyo correcto uso conforma el conocimiento.

De acuerdo con Sócrates (filosofo ateniense del S.V a. C.), lo que constituye nuestra naturaleza humana es la virtud, entendida como el saber actuar bien. También afirma que la persona una criatura en constante búsqueda de sí misma, que en todo momento de su existencia debe mantener bajo examen y escrutinio racional las condiciones de esta.

El ser humano se distingue en Sócrates, por poder dar una respuesta racional a cualquier pregunta racional que se le haga sobre sí mismo.

Según Platón (filosofo ateniense del S.V a. C.) lo real y verdaderamente humano se encontraba en el alma. Para él el alma es la esencia humana y el cuerpo un instrumento a su servicio. Entonces para Platón el ser humano es un alma racional encadenada a un cuerpo material y sensible, que busca salir de él para retornar a un estado original de perfección a través de una continua lucha por el logro de mayores y más perfectos conocimientos y evitando caer en los apetitos de su ser sensible y material. De donde se concluye que la función prioritaria de todo ser humano ha de ser el cultivo de su inteligencia como un deber moral por el rescate de su alma de lo terrenal, DEXA (mundo sensible) y su retorno al mundo superior, de la perfección llamado EPISTEME (mundo inteligible).

Muy contrario a Platón, para quién la relación entre alma cuerpo además de indeseable era simple accidente, Aristóteles (filosofo nacido en Estagira S.IV a. C.) consideró que la unión entre estos dos elementos era fundamental. Como Platón, Aristóteles encontró que el alma poseía varias facultades. Estas facultades según Aristóteles y en su orden de sucesión son la nutrición, el apetito, la sensibilidad, la locomoción y el pensamiento. La capacidad de sentir tiene una característica principal. Al percibir un objeto, el sujeto no debe salir en búsqueda de las cacterísticas de este. Estas llegan al sujeto sin que tenga que efectuar ningún movimiento. La facultad del movimiento es exclusiva de los seres que poseen las facultades anteriores. La capacidad intelectiva es exclusiva del ser humano. Para Aristóteles, el ser humano es un compuesto natural, en donde la relación entre el alma y el cuerpo está representada por un lazo fuertísimo e indisoluble de necesidad mutua, ya que es la coordinadora principal del cuerpo.

Durante fines del siglo XIX y ** filósofos cristianos como Jaspers - Gabriel Martel y Kloosterboer, (desde una percepción cristiana) o Heidegger y Sartre (desde una óptica atea) intentaron explicar las distintas motivaciones que se forman en la razón del hombre constituyéndose sus principales objetivos. Estos objetivos según Jean Paul Sartre (filosofo francés S **) estarán intrínsecamente relacionados al concepto de valores (todo aquello que hace que el hombre aprecie o desee algo) y libre albedrío (los actos del ser humano parten de su voluntad y libre elección). Es mediante este concepto que nace la corriente EXISTENCIALISTA, las cuales mediante la teoría del libre albedrío Sartre sostienen que el hombre siempre esta eligiendo ya que es ante todo un proyecto y solo es lo que el se hace pues es el único que no es solo como se concibe, sino tal

Como él se quiere. Esta posición es inapelablemente opuesta al DETERMINISMO (posición filosófica que el hombre se encuentra determinado por alguna causa o razón y por lo tanto no es libre de elegir) de Max Scheler (filosofo alemán S.**) el cual señala a los valores apriori (del latín lo que viene antes de) de las cosas por lo tanto independientes de la experiencia humana.

Es en esta experiencia humana de donde nacen 2 principios divergentes sobre la conducción de las actitudes y actos en la vida cotidiana en el cual el ser humano es un fin (como objetivo) en sí mismo no un medio(como instrumento); ellos son según Immanuel Kant (filosofo alemán S XVIII) la máxima, principio subjetivo del querer (lo que quiero yo para mí mismo)y la Ley Moral, principio objetivo del querer (lo que yo quiero para todos). "Ni en el mundo ni fuera del es posible pensar nada que pueda ser considerado bueno sin restricción que no sea la buena voluntad". La moral Kantiana se basa en los siguientes aspectos;

* Buena voluntad-

* Medio o Fin

* Imperativos hipotéticos (se cumplen en determinadas condiciones) o categóricos (siempre se cumplen)

* Moral autónoma

* 2 principios de acción: Máxima y Ley Moral

Hombre como ser racional debe obrar desacuerdo a las leyes morales y no solamente por impulsos.

Al no poder resolverse el hombre solamente por impulsos ya que es un ser con la facultad del pensamiento renace el concepto de RAZÖN y el extremo racionalismo (corriente filosófica que afirma que el conocimiento solo llega a través de la razón) de Rene

https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090723173506AAkPrjk
 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión